Como espectador privilegiado de un espectáculo irrepetible y gratuito, quiero mostrar desde detrás de la cámara mi particular visión del maravilloso entorno que nos rodea y sostiene. Sirva este blog como un pequeño pago a la inmensidad donada y un humilde trabajo por su conservación.


As the privileged spectator of a unique and free performance, I'd like to show, from behind the camera, my particular vision of the wonderful environment that surrounds and sustains us. I hope this blog will serve as a small payment to the great natural gifts and as a humble work toward their conservation.



jueves, 18 de octubre de 2012

Declaración


Brillante idea la de Joaquín Araújo la de que deberíamos declarar nuestra dependencia.
Durante esta larga espera para pasar por el quirófano, decido sacar de mi disco duro algunas fotos y mostrarlas en un audiovisual en youtube. Quiero así pagar tributo por los maravillosos momentos vividos entre la vida y contribuir un poco a que se valore lo que, sin fronteras ni avaricias mundanas, nos sostiene. "Dependemos"
Y proclamo que mi bandera es más grande que ninguna: el cielo que me cobija junto a trillones de seres.
Y sostengo que soy minúsculo e insignificante, como los otros cinco mil millones de humanos.
En fin, si tenéis diez minutos libres, os ofrezco lo que pude disfrutar, mucho en mi Extremadura (la que dona aire limpio y aguas puras, sin pedir precio por ello) y os invito a hacer lo mismo.



https://vimeo.com/51818897

domingo, 30 de septiembre de 2012

Otro otoño

          Ya llegó. Llegó la hora en que la vida se duerme cuneada por los vientos y las nubes que llegaron así, de repente, un septiembre.
          La triste calidez de la luz preludia la muerte de la hojas, que no del árbol. Cada hoja se marchita, vuela en el viento, cae y no acaba nunca en nada. Fecundará el suelo del bosque y su recuerdo en la rama brotará el año que viene.
          Hay un camino ante mí, difuminado en la niebla, que me lleva no sé a donde. Hay también una corriente de aguas manriqueñas por donde navega la vida. Y así, soñoliento junto al río o aletargado en las brumas, veo que el otoño viene.

 Atardecer otoñal

Viñedos en otoño 

Río y hoja de chopo 

Hojas de arce 

Mi otoño

 Suelo de bosque otoñal

El camino 

         Castañar

sábado, 18 de agosto de 2012

Reflejos de vida en el agua.


La elegancia de los somormujos la muestran sólo en agua porque ni vuelan ni saben siquiera andar, pero en el nado y buceo no hay quien les desafíe en el mundo de la pluma. Así me encuentro con ellos, sumergido en sus dominios, a ras del agua, a su altura, desde donde me otorgan permiso, no sin cierta prevención, para el contacto amigable. 

Es ahí, a su nivel, cuando disfruto de lances, de amores y de intimismos. Flotando cerca de ellos contemplo y fotografío la belleza de sus ojos escarlatas y un cuello esbelto que rematan plumas en abanico que se despliegan de amor, unas burlescas gotitas que resbalan por su cuerpo o la ternura en familia paseando a caballito a las crías refugiadas en su lomo. 

Vivo una nueva experiencia sumergido en la belleza de la vida. Aquí, ahora en el agua.


Parada nupcial

Emergiendo

Una trifulca

Sacudida

Carrera sobre el agua

Inmersión

Nido


Pollitos recién nacidos

Pareja y pollitos


Contraluz con pollo

Reflejos

viernes, 13 de julio de 2012

Hoy planto otro árbol para que mi blog sea CO2 neutral.

Perdí la cuenta de los árboles y semillas que he plantado, pero ahora quiero plantar otro para hacer mi blog CO2 neutral.
Si estás interesado en respirar un aire más limpio y un mundo más sostenible te animo a hacer lo mismo.

Ofertas en ofertia.com

domingo, 8 de julio de 2012

Con mil colores


          Cuando la luz se desparrama aparecen los colores, que en matices suman millones. Dicen que vemos más de dieciséis millones de mezclas de luces que saturan, difuminan, apagan o abrillantan lo que reflejan las cosas. Afortunadas miradas que distinguen las sutiles diferencias, artistas del pincel y del diseño que calibran al detalle el fino y preciso tono que define un color. Aunque a mis retinas llegan esos reflejos de vida, es mi alma la que se maravilla  ante el milagro cromático de una luz que diversifica la existencia en este nuestro planeta.

          Ayudado por la técnica de la fotografía, parece que me quedo en el intento de recoger lo que siento al mirar a mi alrededor. Abrumado por tanto, transido por no abarcarlo, me pliego a los límites de mi sentido más valioso, pero conservo muy adentro sensaciones y vivencias de lo que abrazo.

Abejaruco

Faisán macho

Arcoiris y encina


Buganvilla en fachada portuguesa

Martín pescador

Strelitzia

Piel de lagarto ocelado

 Jilguero

          Ophrys scolopax

lunes, 25 de junio de 2012

Tras el amarillo

            La estridencia se hizo color en el amarillo, el más brillante, el que ciega. Y es que cegadora es la luz del sol y el color del oropel. Es el ángulo agudo de la luz y es el estío de la hierba. Tan inestable que, a poco que se le arrime el rojo, va y se convierte en naranja o se transforma en el verde si le mezclamos azul.

            Difícil color sin duda si lo queremos en fotos, complicado de captar en sus diferentes tonos, no siempre agradecido para revelar texturas. Pero es dorado el otoño y las coloridas plumas adoradas por ancestrales culturas dan viveza al más vital de los colores.


Jaramagos

Campo de flores

Lirios amarillos

Sol y grullas


Girasol

Herrerillo común

Verdecillo o Chamarín

Ophrys lutea

Alimoche entre jaramagos

Castaño en otoño

         

sábado, 26 de mayo de 2012

Al rojo


         Aunque su temperatura en física es una de las más bajas, el rojo irradia calor. Tan apasionado que se desborda a la vista y se satura de amor, de arrebato y frenesí y de vital energía. Un color para la sangre y para el peligro pero, a su vez, para la calma de una tarde al horizonte.

No hay primaveras sin rojo, sin novias del campo, amapolas. Ni el otoño lo sería sin rojos frutos o sin hojas que, después del amarillo, se desplazan hasta el rojo. Mi atención se clava en ojos rojos, en rojas bayas, en plumas rojas.

          ¿Quien podría apartar su mirada de ese encendido color que atrae  tantos impulsos?  ¡Qué explosión de calidez! ¡Qué fuerza y excitación! ¡Y cuánto será el vigor que con apenas un punto embelesa, provoca y excita!


Campo de amapolas
 
Hojas de liquidámbar en otoño

Nidos artificales de cigüeña

Libélula (Crocothemis erythraea)

Alcornoques descorchados
Atardecer en el embalse de Alange

Colirrojo tizón macho



Petirrojo y frutos de rosal silvestre


Perdiz roja macho


Cerezas en el Valle del Jerte


Madroño, frutos y flores