Como espectador privilegiado de un espectáculo irrepetible y gratuito, quiero mostrar desde detrás de la cámara mi particular visión del maravilloso entorno que nos rodea y sostiene. Sirva este blog como un pequeño pago a la inmensidad donada y un humilde trabajo por su conservación.


As the privileged spectator of a unique and free performance, I'd like to show, from behind the camera, my particular vision of the wonderful environment that surrounds and sustains us. I hope this blog will serve as a small payment to the great natural gifts and as a humble work toward their conservation.



domingo, 5 de diciembre de 2010

El reino escondido

        Otra vez estoy tumbado por los suelos acolchados ahora por hojas y barros. Aquí abajo huele a tierra empapada y arriba se escucha el viento enramado. El ambiente ha animado a los hongos y el reino escondido se exhibe rasgando el terreno y sus velos: asoman las setas. Se manifiestan unas jugando en corros de brujas, dispersas y solitarias otras o también en masa o encaramadas a troncos exangües pero siempre preñadas de esporas. Manjares exquisitos y venenos mortales se me aparecen tras la lluvia de entretiempo, me atraen como las sirenas brillando hacia el sol, luciérnagas del bosque que excitan mi retina y al sensor de la cámara. No me resisto, les hago fotos y recojo algunas para la cena.


Parasoles (Lepiota procera) - Comestible

Pholiota spectabilis

Níscalo (Lactarius deliciosus) - comestible

Oronja (Amanita caesarea) - Excelente comestible


Falsa oronja y salamandra ( Amanita muscaria) - Tóxica


Parasol sin abrir y sapo común


Oronja mortal (Amanita phalloides) - Muy venenosa


Boletos en castañar

Cesta de setas comestibles (Parasoles, pies azules y rebozuelos)

lunes, 8 de noviembre de 2010

Sonata

        Estoy bajo castaños. Me gusta respirar el frescor entre los tonos cálidos de noviembre y mirar sus cielos limpios. Cada estación del año me maravilla pero ésta me embelesa. Meses tristes, los más bellos, que cierran un ciclo vital.
         La luz se filtra en el bosque, amarillos y rubíes tocan la tierra abonada por la póstuma cosecha: hojas que reinician el círculo, auxiliadas por la lluvia. En los viñedos hay matices y en los frutales colores, se esponja el musgo en los troncos, mi paso va musitando una sonata otoñal.

Pintaron de gris el cielo
y el suelo
se fue abrigando con hojas,
se fue vistiendo de otoño.

(Antonio Machado)


Castañar en  P.N. de Aracena


Hornachos (Badajoz)


Viñedos en Tierra de Barros (Badajoz)


Hojas de peral silvestre (piruétano)


Sierra de Aracena (Huelva)


Hojas y uvas


Cúpula de bosque en otoño


Castañar en El Jerte (Cáceres)

domingo, 10 de octubre de 2010

Madurando en otoño

             Entre lánguidos verdes ahora destacan las esferas de las bayas de otoño y, brincando entre las ramas, cientos de pájaros en su tránsito migratorio. Como los frutos, los pollos nacidos meses atrás maduran atesorando la grasa que asegure su viaje. En un tratado ancestral y de vigencia perpetua unos alimentan, los otros procesan y siembran de aquí para allá. También quien no viaja o ya regresó encuentra uvas y escaramujos,  endrinos y acebuchinas, piñones, bellotas y algunos animalillos entre  bosques aún repletos de vidas.

Curruca zarcera y Bryonia dioica


Herrerillo común y espino albar

Mosquitero común y acebuche

Rabilargo con uvas


Petirrojo entre escaramujos

Zarcero común con nueza (Bryonia dioica)

jueves, 9 de septiembre de 2010

Bebiendo

       Cuando el calor, cuando la sed, las fuentes y las charcas convocan a la vida. Reflejados en el fluido vital o inmersos en su transparencia, fauna y flora se arremolinan sorbiendo el agua de la que somos parte. Cada lámina, cada chorro, cada gota se valora sin derroches, con mesura. Tras unos meses sin lluvia, la más preciada bebida se infiltra en los palpitantes tejidos que, en movimiento o no, rebosan y proclaman que son y están.
         Yo me aprovecho y disfruto entre la frescura; oigo, veo, huelo, siento y hago fotos. Saboreo la existencia.







lunes, 12 de julio de 2010

Las golondrinas

              Sorprendida salió por la maltrecha puerta del cortijo abandonado y en su huida tocó con su ala mi frente. Me sedujo la levedad de sus plumas, la suave acaricia en mi piel. Después me maravilló su preciso vuelo, penetrando con pericia a través de la ventana de la habitación vieja donde anidaba. No olvidaré esta vivencia, tampoco los requiebros de las golondrinas de Bécquer o los gorjeos de la canción infantil.















domingo, 4 de julio de 2010

CONCENTRADOS DE VIDA

Se agostan los campos y la vida que bullía en los verdes se concentra en las semillas. Preparadas para el vuelo o el enganche, se dispersan las simientes para dormir el verano. Me acompañan hasta casa pegadas a la mochila, fijas en el calcetín, engarzadas en mi ropa. Vuelan los “abuelitos” en su brisa mecedora, se encienden los “farolillos” al contraluz de la tarde y los pájaros se posan en los cardos ya resecos. Es la energía que sestea y se desplaza perezosa en busca de nuevas tierras.
Avena loca

Farolillos



Alcachofa burriquera y cigarra

Cardencha con herrerillo

"Abuelito"

Alzacola sobre cardo

lunes, 17 de mayo de 2010

Arco-Iris

Desde el rojo hasta el violeta y algunos más. Se desbordó el mes de mayo en paletas imposibles, acamparon a sus anchas vivoreras, jaramagos, amapolas … y las jaras. Se nos llenaron los cielos de colores emplumados y desde ahí, a pinceladas, se vierten los arco- iris abanderando las luces. Fiestas para retinas que puntúan la belleza. No doy abasto estos días a mirar en la abundancia, henchida el alma de paz.
Amapolas

Castillo de Piedrabuena (Badajoz)

Vivoreras y siembras

Peonía

Jaramagos

Sierra de Hornachos y jaras

Pareja de abejarucos

Fracción de Arco-Iris

Llanura estepárica

Lagarto ocelado
Jilguero