Como espectador privilegiado de un espectáculo irrepetible y gratuito, quiero mostrar desde detrás de la cámara mi particular visión del maravilloso entorno que nos rodea y sostiene. Sirva este blog como un pequeño pago a la inmensidad donada y un humilde trabajo por su conservación.


As the privileged spectator of a unique and free performance, I'd like to show, from behind the camera, my particular vision of the wonderful environment that surrounds and sustains us. I hope this blog will serve as a small payment to the great natural gifts and as a humble work toward their conservation.



jueves, 4 de diciembre de 2014

Valle del Ambroz

         Otoño de miel y oro, ambrosía para la mirada. Este año he visto vestido el bosque con amarillos y ocres, a punto de desnudarse para cubrir el suelo de hojas. He pisado la humedad rodeado de castaños centenarios, he escuchado al arroyo, acaricié los troncos retorcidos forrados de musgo y liquen y sentí la fresca brisa entre los robles. 

         Toda una ladera cuajada del color del otoño, salpimentada de pueblos y veredas, eso es el Valle de Ambroz.

          Languidece el año con luces tamizadas por el árbol aún con fronda, cae el sol lateral y todavía tibio. Suena en los tejados la lluvia blanda en noviembre y la cúpula del bosque me susurra imitando al agua con el sonido del viento entre las hojas. 

          Dulces tardes mecidas entre el humo del fuego de leña y el olor a pan de pueblo. 

        Otro año en que se adormece la vida, otra espera hasta el despertar lejano. Quiero volver a ti, volverte a disfrutar en tu calidez otoñal y admirarte de nuevo.


Castaños del Temblar

Castaño "El Menuero"

Arroyo del Temblar

Castañar

Robledal

Carretera al Puerto de Honduras

Valle del Ambroz

lunes, 10 de noviembre de 2014

Alange

           Alange tiene unas termas romanas desde el siglo III y un castillo que quinientos años después reconstruyeron los árabes quienes dieron nombre al pueblo: Al’Anj. Tiene a sus pies un extensísimo embalse y en sus alrededores las sierras se levantan sobre campos de cultivos y de pastos.

      Todo es acogedor para la gente y también para las aves. Tal vez no haya ninguna otra población donde, con sólo levantar la vista, se pueda disfrutar del paso de tantas alas. Para el ornitólogo pueden ser más de una centena las especies de aves a contemplar desde la localidad, mirando al embalse y hacia las sierras cercanas. 

     Pueblo con historia, de salud y monumental, centro de una vasta zona ZEPA tan variada en hábitats como en riqueza de especies que viven, que vienen o que van por sus calles, campos, roquedos y aguas.

Alange, castillo y embalse

Cerro de la Culebra y castillo

Una de las termas romanas

Muro del embalse con nieblas
Vencejos en la plaza de la iglesia


Grullas

Águila perdicera

Somormujo lavanco con crías


lunes, 27 de octubre de 2014

El trepador

          Escucho en la arboleda un silbido que se repite, un repiqueteo en la madera y veo entre el castañar la silueta de un pajarillo emboscado. Parece un artista circense que desciende vertiginosamente de los árboles, agarrado boca abajo de la corteza del árbol, contorsionando su pequeño y azul cuerpo emplumado.

          Un rápido y sordo aleteo cruza ante mí y el ave se pega más que posa enfrente a la vuelta del tronco, se asoma con timidez hasta que al fin me muestra su perfil contra el fondo otoñal.

          Es el trepador azul que me saluda en mi visita a su bosque.  












video

Para verlo en vídeo.

















miércoles, 17 de septiembre de 2014

Días de ausencias

          Ya no canta el ruiseñor ni vuelan las golondrinas, las charcas se han secado y los cielos se van llenando de nubes que anuncian cambios. 

          El Sol va tendiendo sus luces. Ya migró el pájaro al Sur.

          Las cascadas fluyen muy lejos con las notas de un violín y las mariposas han dejado de posarse en las teclas del piano, ahora callado en la solitaria estancia. Por el olivar la tarde alarga las sombras rayando los surcos del arado y el camino aún polvoriento.


          En estos días llenos de ausencias se me durmió el paraíso…



Ruiseñor

Golondrina daúrica

Bando migratorio de aviones comunes

Olivar


Luces de la tarde


Nubes de fin del verano

Las cascadas fluyen muy lejos con las notas de un violín

Las mariposas han dejado de posarse en las teclas del piano

martes, 12 de agosto de 2014

La Luna

           Siempre estuvo ahí aunque hoy nos la pongan de moda. Creciente, menguante, invisible o Luna llena, influjo para mentes y mareas, hechizo de noche, musa de poetas, armonía para el músico.

          Ahora luce en su esplendor, rutilando en las noches de estío,  guía al nómada y enciende las sombras. ¿Qué sería agosto sin Luna?

           Es naranja en el orto y el ocaso, palidece colgada del firmamento y al eclipsarse se esconde con sonrojo.

          Mi mirada se pierde en su cara redonda y me voy vagando soñoliento al son de su lánguido caminar.






Luna llena


Ocaso lunar
Orto lunar - "Alunecer"

Halo de Luna

"Alunecer" en Hornachos

Superluna sobre los campos de Hornachos

Eclipse parcial de Luna

Montaje de eclipse parcial

Luna llena y sierra de Hornachos


Panorámica con Luna en blanco y negro


jueves, 17 de julio de 2014

El Valle de Arán (La Val d'Arán)

          Descansan los ojos en el verde del valle y se sosiegan las almas al lado de las aguas que bajan de la montaña. Por unos días cambié mis anchos horizontes por estos valles que encajonan a ríos y torrentes.

          Y pude entender su lenguaje: me susurra el viento en las cumbre y me ensordece el torrente montano, comprendo el silbido de la marmota y la lengua occitana del Valle de Arán. Patrimonio natural, acerbo cultural que, más que separar, enriquece y une.

          Atesoro en mi archivo imágenes del Valle, los bosques de pino negro que devuelven nubes de agua al cielo que descargó su lluvia, los mágicos hayedos, las cascadas y los transparentes lagos alpinos.

           También atesoro dentro de mí los silencios, las caricias de la lluvia, el frío viento en la cara, olores de hierba fresca y los secretos del románico.


Valle de Arán con el Aneto a la izquierda y la Madaleta en el centro

Azucena silvestre



Hayedo


Evaporación del bosque
Saut deth Pish (Salto del Pish)




Ojos del Judío (Uelhs deht Joeu)

Bassa d'Oles

Bosque

Lago glaciar en Colomèrs

Iglesia románica de Artíes

Tejados de pizarra

Fachada en Bausen con cruz de laurel en la puerta.