Como espectador privilegiado de un espectáculo irrepetible y gratuito, quiero mostrar desde detrás de la cámara mi particular visión del maravilloso entorno que nos rodea y sostiene. Sirva este blog como un pequeño pago a la inmensidad donada y un humilde trabajo por su conservación.


As the privileged spectator of a unique and free performance, I'd like to show, from behind the camera, my particular vision of the wonderful environment that surrounds and sustains us. I hope this blog will serve as a small payment to the great natural gifts and as a humble work toward their conservation.



viernes, 21 de octubre de 2016

La hora más dulce

          En un arrebol de nubes se pierde el sol por el oeste y el viento ábrego se calma en una ancha pausa del crepúsculo.

          Veo niños jugando por las calles del pueblo mientras un pastor recoge al ganado a las afueras.
       
          Bandos de tordos pasan hacia el cañaveral, tintinea el colirrojo por el tejado; ahora se realza el olor a tierra mojada, a la paja húmeda en el corral, a cena temprana en las casas abiertas.
       
          Momentos tan cálidos, tan dulces que los relojes se duermen cuando las farolas de la plaza avivan, quedas y en silencio, su luz.

          Tardes de paseos machadianos en un esperado otoño, tardes que erizan el vello y saturan de belleza los cielos lavados de mi tierra.














3 comentarios:

  1. Impresionante leerte y por supuesto ver tus imágenes. Un saludo maestro

    ResponderEliminar
  2. Maravilhosos instantes... momento poético aqui encontrado...
    Um beijo

    ResponderEliminar