Como espectador privilegiado de un espectáculo irrepetible y gratuito, quiero mostrar desde detrás de la cámara mi particular visión del maravilloso entorno que nos rodea y sostiene. Sirva este blog como un pequeño pago a la inmensidad donada y un humilde trabajo por su conservación.


As the privileged spectator of a unique and free performance, I'd like to show, from behind the camera, my particular vision of the wonderful environment that surrounds and sustains us. I hope this blog will serve as a small payment to the great natural gifts and as a humble work toward their conservation.



domingo, 17 de enero de 2010

Las cigüeñas

Volvieron. A los campanarios, a los altos árboles, a las chimeneas calladas y a los nidos prefabricados. Musas de dichos viejos y de canciones infantiles, la cigüeña blanca (y negra) es una de las siete especies de su género, la más urbanita; ciudadanas casi con derecho a voto que sobrevuelan los pueblos y “machan el ajo” desde sus plataformas. No es posible ignorar su imagen totémica, el símbolo de una región: la extremeña.


































3 comentarios:

  1. ¡Sensacional! Un reportaje sobre la cigüeña, de gran impacto. Me ha gustado mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Un buen homenaje a nuestra cigüeña blanca que tanto nos acompaña en nuestros pueblos.

    ResponderEliminar
  3. Excelente reportaje; unas fotos de una gran plasticidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar